en
 
Tendencias
Pyme Fintech que aplica el ¨pago respetuoso¨
Noticias en danza...
El Gobierno desea triplicar exportaciones con pymes
Noticias en danza...
Reclamos de empresarios Pyme al Congreso
07-12-18
  Fabricante argentino de cámaras hiperbáricas
05-12-18
  Río Negro: cosecha récord de cerezas
03-12-18
  Ventas minoristas cayeron 15,6% y pymes piden ayuda
30-11-18
  Regalos de experiencias que se afirman en la región
28-11-18
  Por crisis, 68% de argentinos modifican vacaciones
25-11-18
  La producción industrial Pyme cayó 5%
22-11-18
  Cuáles son los rubros y negocios más franquiciados
20-11-18
  Fin de semana largo: las ventas cayeron 5,1%
16-11-18
  Pymes advierten por altas comisiones de tarjetas
14-11-18
  El bono salarial visto desde las pymes
 
Sector
Suba del dólar no ayuda al sector indumentaria

La devaluación del peso argentino en agosto y septiembre se tradujo en fuertes aumentos de costos que, unidos a la baja del consumo de prendas, impactó negativamente sobre la rentabilidad de las empresas de indumentaria, informó la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI).

A la vez, contra lo esperado por el incremento de los precios de los productos del exterior por el alza del dólar, la importación de ropa volvió a crecer fuerte en agosto.

Según la CIAI, en agosto pasado una pyme pagó 54,7% de tasa de interés anual para financiar un adelanto en cuenta corriente, y para descontar cheques la tasa rondó el 70% anual.

“Estas decisiones del BCRA generan graves consecuencias sobre los costos de nuestras industrias y marcas. Con semejantes valores en las tasas de interés, la cadena de pagos queda al borde de la ruptura y se torna imposible toda inversión productiva”, indican desde la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria.

También resaltó el fuerte aumento de los costos de los servicios para las empresas de la cadena de valor en la indumentaria. “Sólo a modo de ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires la electricidad se encareció 108,8%” en agosto comparado con el mismo mes de 2017.

A contramano de lo que muchos podrían esperar, las importaciones de ropa a través de la Aduana volvieron a crecer fuertemente durante agosto respecto a igual mes de 2017: en dólares crecieron 28,1%, mientras que en cantidades el aumento fue aún mayor: 39,1%, según el INDEC.

El precio promedio de la ropa importada cayó 7,8%. Por su parte, las exportaciones profundizan su caída: en los primeros ocho meses del año disminuyeron 11,6% respecto a igual lapso de 2017, indicó la CIAI.

“Es notable cómo todavía la fuerte depreciación del peso no se ve reflejada en el comportamiento del comercio exterior de ropa. En efecto, para septiembre de 2018 la paridad cambiaria con China (origen del 60% de nuestras importaciones de prendas) mejoró 60,6% respecto de agosto de 2017, como informó el BCRA”, señaló la cámara sectorial.

Según CAME, las ventas de ropa en comercios minoristas de todo el país profundizaron su caída en septiembre, al reducirse 9,5% respecto al mismo mes de 2017.

En los shoppings de CABA y el Conurbano, las ventas de ropa aumentaron 0,9% interanual en julio de 2018, mientras que las ventas de indumentaria y productos textiles en supermercados de todo el país crecieron 10,8%, lo que demuestra que la demanda de consumo se ha trasladado hacia ropa de menor precio y calidad.

Los precios de la ropa tuvieron un aumento promedio de 20,8% en agosto respecto al mismo mes del año anterior, según INDEC.

Por eso, comparado con la inflación general (34,4%), queda en evidencia que las prendas se abarataron respecto al crecimiento de los precios promedio de la economía.

Por su parte, la producción nacional de ropa tuvo una reducción interanual de 1,8% en el segundo trimestre de 2018 contra igual lapso de 2017, según INDEC.

Otro dato que preocupa es que en base a cifras de la Secretaria de Trabajo de la Nación hubo una caída de 7,7% en la cantidad de trabajadores registrados en el sector de Confecciones en el primer trimestre de 2018 respecto a mismo trimestre de 2017 (3.510 puestos menos).-