en
 
Negocios de Nicho...
El fast food argentino más grande
Financiamiento
Pymes acaparan 40% del financiamiento bursátil
El Dato
Los productos más buscados en el Hot Sale
15-05-19
  La Cabrera: parrilla argentina fronteras afuera
13-05-19
  Cómo es la competencia en las pymes
10-05-19
  Startup de contenido inteligente en supermercados
08-05-19
  Ventas minoristas retroceden 13 por ciento
06-05-19
  Córdoba: 35% de las pymes achicará personal
03-05-19
  España: la mayoría de las pymes no vende online
01-05-19
  Concurso para buscar un emprendimiento innovador
29-04-19
  Producción de la industria Pyme cayó 8,4%
26-04-19
  e-commerce de alimentos y bebidas argentinos en China
24-04-19
  Los gastos corrientes se imponen a la inversión
 
Sector
Efecto dólar y tasas en indumentaria argentina

La suba en el tipo de cambio (trepó 23% en mayo), las tasas de interés en 40% y el ajuste fiscal en marcha deja como saldo un total de 10 consecuencias directas sobre la fabricación y el comercio de indumentaria, indica la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), que tiene más de 70 años en el país.

De estos 10 efectos, 8 son considerados con probable saldo negativo y 2 con potencialidad positiva.

A continuación los diversos canales de impacto de tres variables importantes: la tasa de interés, la cotización del dólar y el gasto público.

Las tasas
Respecto a las tasas de interés, durante las últimas semanas y con el objetivo de frenar la dolarización de carteras, el Banco Central decidió elevar las tasas de interés de sus Letras (Lebac), lo que determinó un incremento en el resto de las tasas del sistema financiero. Por ejemplo, el interés para adelanto en cuenta corriente a empresas pasó de 28% anual a 43% en los últimos días.

“Las mayores tasas de interés generan un ahogo financiero para las pymes de nuestro sector, al elevar los costos y restar competitividad a la producción nacional. Este factor compromete seriamente el cumplimiento de la cadena de pagos, por lo cual resulta indispensable establecer líneas de acceso al crédito preferencial para pymes productivas”, resume la CIAI.

A su vez, se subraya que la suba de tasas también puede impactar negativamente en la demanda de ropa, “para lo cual resulta fundamental que se continúen y expandan los planes Ahora 3 y Ahora 6 cuotas”.

Suba del dólar
Respecto a la suba del dólar, acumula aproximadamente 50% en los últimos 12 meses. Sin embargo, si consideramos la inflación del período y la evolución del resto de las monedas de nuestros principales socios comerciales, la suba del Tipo de Cambio Real Multilateral (TCRM) fue de 22,9% entre mayo de 2018 y mismo mes del año 2017.

Dado que esta dinámica tiene diversos canales de impacto, conviene analizarlos paso a paso, dice la CIAI.

En primer lugar, la suba del TCRM tiene un efecto positivo sobre la producción nacional al encarecer las prendas de origen importado, y otorgar así cierto margen para la sustitución de importaciones.

“Dada la revaluación del yuan respecto del dólar, la mejora en la competitividad respecto a China supera el 35% en el último año, fenómeno de especial importancia para nuestro sector dado que el 65% de las cantidades importadas de ropa provienen del gigante asiático”, resalta el informe.

La mejora de la competitividad de las prendas nacionales permitiría revertir la intensa caída de las exportaciones de ropa argentina que tuvo lugar en los últimos años: mientras en 2012 Argentina exportó u$s110 millones, en 2017 la apreciación cambiaria llevó a que sólo se exportaran u$s33 millones, según datos el INDEC.

“Ahora bien, la suba del TCRM también impacta en la inflación doméstica, al encarecer los productos importados (o con componentes importados) y los bienes exportados (o que pueden serlo)”.

Según la CIAI, la inflación de 2018 puede situarse en el orden del 25% al 30%. Esta dinámica, en combinación con salarios y jubilaciones creciendo a un ritmo sensiblemente menor, llevará a una caída del poder adquisitivo de la población, contrayendo la demanda de indumentaria.

Por otra parte, la suba del dólar también impacta negativamente en los costos de aquellas fábricas y marcas de indumentaria que utilizan insumos importados.

Ademàs, dada la dolarización de ciertos precios estratégicos en la economía nacional (combustibles y otros servicios públicos), la suba del tipo de cambio llevará a una presión alcista sobre los costos de las empresas del rubro.

El ajuste fiscal
El tercer factor, el ajuste fiscal, “va a implicar nuevas tandas de recortes de subsidios a los servicios públicos, encareciendo aún más los costos de nuestro sector”.

Por otro lado, probablemente se manifieste en menor empleo público, ya sea nacional, provincial y/o municipal, y la reducción del poder adquisitivo del salario de empleados públicos, así como de jubilados, pensionales y beneficiarios de asignaciones familiares.

“Esto llevará, seguramente, a una caída en la demanda de prendas de vestir”, finaliza el análisis de la CIAI.-