en
 
Beneficio impositivo
Para combatir la crisis, menos impuestos para pymes
Comercio Exterior
Exportaciones de la industria química suben 22%
Tendencias
Restaurantes porteños con propuesta de vinos caseros
12-07-18
  Las 5 reformas fiscales de mayor impacto para pymes
10-07-18
  Productores gourmet y supermercados se potencian
06-07-18
  Golosinas: un dulce negocio que junta emprendedores
04-07-18
  Acuerdo para descontar cheques a pymes a 29%
02-07-18
  Ventas minoristas con bajas y atentas al dólar
29-06-18
  Medidas del Banco Central para facilitar el crédito
27-06-18
  Día mundial de las microempresas y pymes
24-06-18
  Cerezas: su exportación se duplicó en últimos 10 años
21-06-18
  Las pymes buscan más personal independiente
18-06-18
  Juegos didácticos para niños con discapacidad
 
Negocios de Nicho...
Abre el primer restaurante inteligente en Argentina

Fōster, el primer restaurante 100% automatizado de América Latina, abre sus puertas en el centro de Buenos Aires con una propuesta gastronómica de comida rápida saludable que se fusiona con tecnología e innovación.

La idea fue concebida hace dos años por tres emprendedores argentinos -Martín Zuker, Guido Stella, Mariano Fernandez-, y recién a inicios de marzo abrió sus puertas.

También es el primer restaurante sin efectivo del país, con un sistema de pagos 100% digital e integrado además con Mercado Pago.

Es totalmente automático ya que los clientes realizan su pedido en estaciones táctiles donde pueden elegir entre un variado menú de comidas rápidas y nutritivas (wraps, ensaladas, sopas, jugos naturales, aguas saborizadas caseras, opciones dulces), y pagar de manera autónoma en pocos segundos.

El menú elegido se comienza a realizar en la cocina automatizada con cocineros capacitados en manejo de tecnología para que en poco tiempo puedan preparar platos personalizados con ingredientes frescos y de alta calidad.

Y luego el pedido se retira -ya sea para llevar o para consumir dentro del local- por uno de los 18 boxes automatizados en los que aparece el nombre del cliente en pantallas traslucidas, quien puede tocar el panel táctil para abrir la tapa y retirar su comida.

“La propuesta implica un proceso completamente autogestionado y automatizado, por lo que el equipo que trabaja en Fōster es un grupo de especialistas, no sólo en gastronomía sino también, en software y tecnología. Además, en lugar de mozos o camareras, hay anfitriones que cumplen la función de guiar a los clientes durante la experiencia”, explica Zuker.

El objetivo en el corto plazo es abrir unos cuatro locales más en la Ciudad de Buenos Aires.-