en
 
Negocios de Nicho...
S. del Estero: venta de tecnología a otras provincias
Financiamiento
Mayor uso de cheques de pago diferido en pymes
El Dato
El Correo Argentino busca proveedores pymes
13-03-19
  Salta: $66 millones a sectores productivos
11-03-19
  Vender turismo multidestino en franquicias
08-03-19
  Pymes forestales de América Latina en problemas
04-03-19
  Ventas minoristas cayeron 14% en locales
28-02-19
  Anuncian créditos para pymes a tasas de hasta 29%
27-02-19
  Cerveza para combatir la despoblación de un pueblo
25-02-19
  La producción de industrias Pyme cayó 8,8%
21-02-19
  Ubicación de las franquicias en todo el país
18-02-19
  Plataforma online para pedir servicios cosméticos
15-02-19
  Herramientas artesanales para el sector petrolero
 
Negocios de Nicho...
Abre el primer restaurante inteligente en Argentina

Fōster, el primer restaurante 100% automatizado de América Latina, abre sus puertas en el centro de Buenos Aires con una propuesta gastronómica de comida rápida saludable que se fusiona con tecnología e innovación.

La idea fue concebida hace dos años por tres emprendedores argentinos -Martín Zuker, Guido Stella, Mariano Fernandez-, y recién a inicios de marzo abrió sus puertas.

También es el primer restaurante sin efectivo del país, con un sistema de pagos 100% digital e integrado además con Mercado Pago.

Es totalmente automático ya que los clientes realizan su pedido en estaciones táctiles donde pueden elegir entre un variado menú de comidas rápidas y nutritivas (wraps, ensaladas, sopas, jugos naturales, aguas saborizadas caseras, opciones dulces), y pagar de manera autónoma en pocos segundos.

El menú elegido se comienza a realizar en la cocina automatizada con cocineros capacitados en manejo de tecnología para que en poco tiempo puedan preparar platos personalizados con ingredientes frescos y de alta calidad.

Y luego el pedido se retira -ya sea para llevar o para consumir dentro del local- por uno de los 18 boxes automatizados en los que aparece el nombre del cliente en pantallas traslucidas, quien puede tocar el panel táctil para abrir la tapa y retirar su comida.

“La propuesta implica un proceso completamente autogestionado y automatizado, por lo que el equipo que trabaja en Fōster es un grupo de especialistas, no sólo en gastronomía sino también, en software y tecnología. Además, en lugar de mozos o camareras, hay anfitriones que cumplen la función de guiar a los clientes durante la experiencia”, explica Zuker.

El objetivo en el corto plazo es abrir unos cuatro locales más en la Ciudad de Buenos Aires.-