en
 
Noticias en danza...
Día de la Madre con ventas en baja
Noticias en danza...
Dueños de pymes preocupados por la crisis
Emprendedores de Nicho
Alimentos orgánicos en su esplendor: jugos frutales
16-10-18
  Las pymes, con baja responsabilidad social
12-10-18
  Estrategia oficial para exportaciones productivas
10-10-18
  "Se necesitan 300.000 nuevas pymes”
08-10-18
  Pasas de uva con destino extranjero
05-10-18
  Suba del dólar no ayuda al sector indumentaria
03-10-18
  Beneficios para MiPymes de Buenos Aires
01-10-18
  Ventas minoristas pymes de nuevo en caída
28-09-18
  Invitaciones a eventos de forma digital
26-09-18
  Consecuencias del paro general para las pymes
24-09-18
  Producción de la industria Pyme cayó 6,4%
 
Negocios de Nicho...
Spa para nenas que innova en los festejos infantiles

ChikiSpa es un servicio de animación y entretenimiento para nenas con el objetivo de que puedan sentirse grandes por un rato: cuidar su piel, hacerse las uñas, cuidar el cabello y relajarse con masajes.

La firma nació en 2013 y, actualmente, ya cuenta con dos negocios propios y seis franquicias, las cuales se ubican en Capital Federal, Buenos Aires (zona Norte y La Plata), una en la provincia de Tucumán, otra en San Juan y una en Chaco.

“Estudié diseño gráfico en la UBA. Mientras lo hacía, no pensaba que todo lo aprendido me iba a ayudar a montar mi propio negocio. Creo que la vida te va preparando, y en el momento menos pensado, todo lo que fuiste atesorando durante toda la vida te sirve para las cosas menos pensadas”, asegura Alejandra Rey Gay, creadora de ChikiSpa.

Este emprendimiento surgió en un momento de “frustración”. En aquel entonces esta mujer trabajaba 9 horas “en un lugar donde sentía que no podía crecer profesionalmente, donde sentía que no se me valoraba. Por eso, sentía que tenía que hacer algo más”.

“Por aquel entonces se avecinaba el cumpleaños de mi hija, Julieta, y como siempre, comencé a averiguar con tiempo a ver qué le podía hacer. Poco a poco noté que había varias opciones de fiestas para nenas pero no convencía la estética de los servicios que se ofrecían. Y allí mismo decidí emprender mi propio servicio de eventos para nenas. Todo lo que vino después, fue una montaña rusa de cosas nuevas, aprendizaje, emociones, miedos, satisfacción y muchísimo trabajo…”, resume Rey.-