en
 
Emprendedores de Nicho
Mendoza: expertos en microbiología del vino
Internacionales
App que acierta el talle de ropa para compras online
El Dato
Inversión en las pymes repuntó el año pasado
12-01-18
  Cómo es el sistema de financiamiento colectivo
10-01-18
  Cuáles son las franquicias que generan más atracción
08-01-18
  Regalos de Reyes: ventas minoristas subieron 0,6%
04-01-18
  Mayorista que se convierte en red minorista
01-01-18
  Ventas minoristas crecieron 1,1% en diciembre
29-12-17
  Metalúrgica especializada en el segmento lechero
27-12-17
  Las pymes industriales con más ventas
23-12-17
  Cómo se distribuyen las empresas en el país
20-12-17
  Café con sabor a balance de fin de año
18-12-17
  Jujuy: empresa pública-privada lanza batería de litio
 
Internet
Fintech: emprendimientos pyme se meten en el sector

Los desarrollos de tecnología vinculados a servicios financieros -denominados fintech- en la región, fueron cuantificados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Según este relevamiento, se contabilizan 703 startups fintech latinoamericanas, en especial provenientes de Brasil (230) y México (180), de las cuales un 41% afirma estar enfocadas en aquellos clientes excluidos o mal atendidos por el sector financiero tradicional.

El 45,6% de las startups se especializa en modelos B2B (empresa a empresa) y el 54,4% en B2C (empresa a cliente). De las primeras, más de la mitad ofrece asistencia como préstamos a pymes, un cuarto se dedica a dar soluciones a entidades financieras y el resto se encarga de otro tipo de servicios.

Un 53,4% de las B2C presta servicios a individuos ya bancarizados, sin embargo, el resto se ocupa de clientes fuera de este rango.

Teniendo en cuenta que un 60% de las empresas fintech estudiadas en América Latina fueron creadas entre el 2014 y el 2016, la contribución a su desarrollo se vuelve algo primordial.

“Esta evolución ayudaría a impulsar la banca tradicional creando un sistema financiero más democrático, transparente y menos excluyente, con lo que se convertiría en una herramienta de impulso social y prosperidad inclusiva”, afirma el BID.-