en
 
Ambientación y decoración
Comercio exterior
Empresas familiares
  Información: importancia en empresas familiares
  por Roberto M. Martín (*)
  Agregar la nueva generación a la empresa
  por Leonardo Glikin
  Cómo insertar a los hijos en la empresa familiar
  por Roberto M. Martín (*)
  Cómo planificar la sucesión en una pyme
  por Leonardo J. Glikin (*)
  Claves para diagramar un protocolo familiar
  por Leonardo J. Glikin (*)
Entrepreneurship
Especialistas
Gestión de empresas
Informática
Marketing y publicidad
Recursos humanos
 
Empresas familiares
Información: importancia en empresas familiares
por Roberto M. Martín (*)

En un negocio de índole familiar es de suma importancia considerar la información para la toma de decisiones en el ámbito empresario, pero también en lo que atañe a los vínculos y armonía familiar, por su significativa incidencia en los objetivos de sustentabilidad y continuidad del proyecto.

Alcanzar esos objetivos no es fruto del azar, sino de la dirección del gobierno de la empresa, cuya naturaleza compleja se evidencia aún más en momentos críticos.

La gobernabilidad de la empresa se establece y efectiviza a partir de los sistemas de dirección, cuyos pilares son:
- La toma de decisiones.
- La comunicación.
- La rendición de cuentas.

Estos tres sistemas están estrechamente vinculados con la información, que no agota la comunicación, y tiene un rol importante retroalimentando el aspecto vincular.

Considerada desde este enfoque, toda información se va a interpretar en un contexto de relación:
- Vincular: por relaciones de afecto, de sangre o de parentesco.
- Organizacional: por los roles, por las funciones que cada uno pueda tener.
- Socio-cultural: entendida según los códigos y paradigmas de la sociedad en la que desarrollamos y estamos viviendo.

 La información en la empresa en marcha debe contribuir a generar y agregar valor.
 No debe tener un costo burocrático mayor al que significa disponer de ella.
 Tiene que estar orientada, definida y planteada para cada destinatario, de tal manera que la información le sea pertinente y se logre fácilmente. Muchas veces, sin quererlo o queriéndolo, se suministran a algún interlocutor un montón de datos que, desde el punto de vista de su veracidad, son absolutamente correctos pero que, por la forma de presentarlos o desagregarlos, obstaculizan a que el receptor esté bien informado. Teniendo muchos datos se logra la mejor manera de estar “desinformado”.
 Asimismo, no basta que la información sea la pertinente al destinatario, y que la forma con la cual se le transmite sea la adecuada a su rol. También es básico garantizar que debe guardar congruencia con el sistema integral de información de la empresa.

Un aspecto clave para viabilizar una mejora práctica en el tratamiento de la información, es reconocer desde qué rol me sitúo y en qué rol está ubicado mi interlocutor para requerir y brindar información.

Revisar cómo se está manejando la información cobra relevancia crítica, cuando en la empresa se consideran la preparación y evolución de la transferencia generacional, o cuando varían los actores que intervienen para “llevarla adelante”.


Cuando tenemos información podemos:
- Conocer y decidir.
- Dirigir y autorizar.
- Controlar y delegar.
- Intercambiar y exponer.
- Acordar.
- Entender los disensos y buscar criterios superadores.


Existen herramientas que facilitan la concreción de los objetivos enunciados, en relación al manejo de la información:
1) El conocimiento claro de la visión y misión de la empresa (proyecto que define hacia dónde va a la firma).
2) La explicitación de dicha proyección a través de un plan de negocio.
3) Reconocer, diferenciar y darle entidad a los órganos de gobierno de la empresa, y los órganos de gobierno de la familia en relación a la empresa.
4) El diseño de indicadores claves de información para los distintos interlocutores.
5) El diseño, instalación y mantenimiento de procesos de generación y control de la información que se adecuen a la evolución de los negocios y de la organización, y que le den consistencia.


A modo de conclusión:
La empresa familiar requiere, como toda organización viva, adecuarse a los cambios y necesidades del entorno y de sus miembros
.


Para ello, es importante que:
> La familia reconozca –respete y apoye- al órgano de dirección definido para conducir la empresa.
> La dirección de la empresa conozca y respete la visión y los valores de la familia.
> La formalidad y el contenido de la toma de decisiones, la comunicación, la información y la rendición de cuentas estén adecuados a los destinatarios
.-





(*)Ferrari Herrero Auditores-Consultores