en
 
Negocios de Nicho...
Parrilla porteña que se transformó en mito
Emprendedores sociales
Emprendimiento social con sello automotriz
Emprendedores sociales
Eco estufa con residuos orgánicos y ayuda solidaria
08-12-18
  Balance de un año que fue para el olvido
31-10-18
  Variedad de hongos producidos ecológicamente
24-08-18
  Cafeterías con fórmula internacional propia
12-07-18
  Dólar más alto, inflación y su real impacto en Pymes
06-04-18
  La importancia del crédito productivo para pymes
07-03-18
  Docente que se transformó en empresaria exitosa
14-12-17
  Balance de un año contradictorio que se va
09-11-17
  Cómo es la nueva modalidad de trabajo en las oficinas
22-07-17
  Comidas listas para armar y preparar en casa
08-04-17
  Milo Lockett: artista emprendedor en expansión
 
Negocios de Nicho...
Parrilla porteña que se transformó en mito

La Cabrera nació a fines de 2001 y se ha posicionado a lo largo del tiempo como una parrilla de culto, mítica en Buenos Aires, donde los turistas se ven atraídos en conocer. Fue creada por el cocinero internacional Gastón Riveira, con tres pilares fundamentales: menú, ambiente y servicio.

Recientemente fue distinguida como la “Mejor Parrilla de la Ciudad” y como el “Mejor Restaurant”. También logró estar entre los “50 Best” restaurantes de Latinoamérica durante tres años consecutivos.

Tiene dos locales en Buenos Aires, está abriendo otro en Jujuy (Argentina), y se expandió por medio de franquicias a Bolivia, Paraguay, Perú, Chile, México y Filipinas.

A continuación la charla que tuvo Riveira con NegociosyPymes.com

NyP-¿Cómo definiría hoy a La Cabrera?
GR-Es un restaurant con una cocina emblemática en la que la carne a la parrilla ha adquirido centralidad y al mismo tiempo es considerada como un arte y el objeto de innovación gastronómica permanente, persiguiendo la finalidad de ofrecer un menú que supere las expectativas de nuestros comensales. Es decir, no sólo se conforma por los restaurantes y su menú atractivo sino además por la experiencia que se les brinda a los comensales de los que aquellos son parte.
La Cabrera se basa en la “Filosofía Más”, que representa tres ideas: menú conceptual, ambiente y servicio. Seguir esta filosofía lleva implícito un afán de superación en la propuesta de valor ofrecida a nuestros clientes con el fin de satisfacer sus necesidades y deseos en el espacio gastronómico.

-¿En qué año nació y qué lo llevó a crear su propio emprendimiento especializado?
La Cabrera nació a finales de 2001 y es producto de la idea y creación que tuve como cocinero internacional, donde nuestros restaurantes aseguran la calidad y excelencia de nuestra cocina.

-¿Cómo se maneja la dualidad de ser a la vez chef y empresario?
Hoy estamos en la búsqueda constante del balance entre el empresario y el cocinero. Por parte del empresario, trabajamos mucho más en el equipo y en la pirámide que va hacia abajo. Por parte del cocinero haciendo foco permanente en el menú, ambiente y servicio!

-¿Cuántos locales poseen?
Hoy tenemos dos locales en Buenos Aires. También trabajamos bajo la modalidad de franquicias, nos gusta ver la marca como embajadora en distintos países. Hasta el momento tenemos 2 locales en Filipinas; uno en México; 2 en Lima, Perú; uno en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia; y otro en Asunción, Paraguay.

-Hoy su espacio es un éxito, seleccionado entre los mejores restaurantes de Latinoamérica, ¿cómo se posicionó y cuáles fueron las claves para lograrlo?
Las claves para que seamos catalogados como un restaurant de culto exitoso es básicamente pensar en el cliente, qué es lo que quiere, por qué viene a La Cabrera y potenciar eso. Además, trabajamos mucho en el equipo que es el que día a día hace que la gente regrese.

-Su local es muy visitado por turistas, ¿qué tipo de clientes tienen y cómo tratan de atender a los distintos perfiles de visitantes?
El local es muy visitado tanto por turistas como por público local. Siempre el foco está puesto en el cliente.

-¿Cuáles son las claves para sortear la crisis económica actual?
Estamos buscando consolidar un buen equipo, especialmente en los mandos medios. Queremos formarlos, como si fuera una especie de escuelita La Cabrera, para que puedan ir a las franquicias que tenemos. En síntesis, trabajamos mucho en el equipo y en la materia prima, para lograr el mejor resultado posible en el plato que le llega al cliente.

-¿En qué aspectos están buscando crecer y expandirse como concepto?
Tratamos siempre de mantener una mejora continua en todo lo referido al menú, ambiente y servicio. También es importante la actualización constante, estar siempre a la vanguardia.

-¿Cuáles son los planes de crecimiento?
A mediados de año vamos a abrir un local en Santiago de Chile. En Argentina, estamos abriendo en Jujuy haciendo pie por primera vez en el norte argentino y fusionando todo el saber en materia de carnes con los sabores regionales de los productores de la zona. También vamos a estar en el aeroparque y, hacia fin de año, en Miami.

-¿Qué le recomendaría a un emprendedor que quiere armar su propio proyecto?
¡Animarse! Siempre cuento lo que yo sentí cuando decidí armar La Cabrera: "Me estaba tirando a la pileta, sin saber si tenía agua".-