en
 
Emprendedores
Comidas listas para armar y preparar en casa
Entrevista Exclusiva
Milo Lockett: artista emprendedor en expansión
Emprendedores
Diez claves para poder emprender con éxito
16-12-16
  Balance y planes de las pymes para el 2017
07-12-16
  Mayer:“Hoy las pymes son sobrevivientes, no está bien”
10-09-16
  Cómo es la actual "Argentina emprendedora"
19-06-16
  La historia de la valija revolucionaria argentina
11-04-16
  La importancia de los colores para ganar clientes
10-12-15
  Balance de año emprendedor, con aires de cambios
04-12-15
  "Queremos un país de 40 millones de emprendedores"
26-09-15
  Los problemas a resolver para crecer como empresa
27-07-15
  Helados artesanales Premium sólo por delivery
21-06-15
  Claves para armar tu página web en pocos pasos
 
Tendencias
La importancia de los colores para ganar clientes

Al momento de desarrollar un sitio web, o un cartel, u otro material de comunicación de una empresa, es fundamental pensar en los colores. No sólo por su armonía, sino por lo que transmiten a los consumidores.

Al respecto, existe una ciencia llamada la “psicología del color”, que estudia cómo el color afecta al comportamiento humano

Según un estudio de Satyendra Singh, un cliente tarda sólo 90 segundos en formar una opinión sobre un producto. De los cuales, entre el 60% al 90% de esa interacción está determinada por el color del producto.

Es decir, el color es crítico y depende de cómo se utilice en base al contexto, a lo que se quiera comunicar y al tipo de cliente que se apunte.

Por ejemplo, en el caso de las mujeres, el 35% dijo que el azul era su color favorito, seguido de púrpura (23%) y el verde (14%).

En cambio, el 33% de las mujeres confesó que el naranja era el color que menos le gustaba, seguido por el marrón (33%) y el gris (17%), según Lance Talent.

Otros estudios corroboraron la aversión femenina hacia los tonos tierra y una preferencia por los colores primarios con matices.

La mayoría de las personas piensa que el color femenino universalmente favorito es el rosa. Pero la realidad marca que esto no es así. Más allá que marca femenidad desde lo psicológico, la mayoría de ellas no lo prefiere.

En cuanto a los hombres, no les gusta el púrpura, naranja y marrón. Así, prefieren azul, verde y negro, que se asocian tradicionalmente con la masculinidad.

Los colores que más llaman a la acción son los primarios y secundarios, como rojo, verde, naranja, y amarillo.

En tanto, los más oscuros -como el negro, el gris oscuro, el marrón o el púrpura-, tienen las tasas de conversión más bajas.

En resumen, los colores tienen su significado, aquí los principales:

-Azul:
El azul es uno de los colores más utilizados, y brinda un sutil mensaje de confianza y serenidad. De hecho, es muy empleado por los bancos y compañías de seguros.

Aunque nunca lo utilices si tu empresa es alimenticia. De hecho, las personas que quieren comer poco utilizan platos azules. La teoría evolutiva sugiere que el azul es un color asociado con el veneno, y no hay muchos alimentos azules.

-Amarillo:
El amarillo es un color que se utiliza para advertencia, como señales de peligro, de tráfico y de suelo mojado. De hecho, la luz amarilla del semáforo indica que va a haber cambio de indicación.

Más allá de esto, algunos psicólogoss indican que es el color de la felicidad, ya que activa el centro de la ansiedad del cerebro. Las marcas utilizan el amarillo para demostrar que son divertidas y amables, informa Business Insider.

-Verde:
Es el color del aire libre, el medio ambiente y la naturaleza. Es un símbolo cromático de la naturaleza misma.

El verde también puede mejorar la creatividad. El estudio psicológico sobre el “Efecto Verde” indica que los participantes tenían más estallidos de creatividad cuando lo veían, frente a otras tonalidades.

-Naranja:
Es un tono divertido que puede crear una sensación de rapidez o impulso. Ayuda a estimular la actividad física, la competencia y la confianza. Por ello el naranja es muy utilizado por los equipos deportivos y productos para niños.

-Negro:
El negro brinda elegancia, sensación de lujo, sofisticación, y también poder. A la vez, es una tonalidad clásica, básica y atemporal.

-Blanco:
Su uso principal es de color de fondo y para marcar los espacios, con el fin de transmitir libertad, amplitud y transparencia.-