en
 
El Dato
Todo lo que debe saber antes de comprar una franquicia
Financiamiento
Seis consejos para lograr financiación para las pymes
Emprendedores
Cómo evitar equivocarse al armar un plan de negocio
05-05-14
  Crowdlending: búsqueda de financiamiento por Internet
14-04-14
  La importancia de crear una marca fuerte y duradera
15-03-14
  Cuáles son las ocho claves para emprender en Brasil
14-02-14
  Cómo la Fórmula 1 puede mejorar un emprendimiento
19-12-13
  Balance del 2013, un año complejo
25-11-13
  Diez claves básicas para empezar un nuevo negocio
16-11-13
  Mitos y verdades sobre el "arte" de emprender
19-10-13
  La historia del "cocodrilo" más famoso de las prendas
08-10-13
  Cuáles serán las claves para vender por Internet a futuro
07-09-13
  Siete lecciones de Michael Jackson para emprender
 
Emprendedores de Nicho
Diseñando el cuarto ideal para los chicos
Cuartos de chicos a medida.-

Mola es un emprendimiento compuesto por un grupo de arquitectos y diseñadores que proyectan el equipamiento y decoración de espacios para chicos de 0 a 18 años. Comenzó a funcionar en 2010 de la mano de dos socias, que vieron a este nicho de negocio como un desafío para sus carreras. Ya generó más de 50 proyectos.

Anahí Pereda, cofundadora de la firma, dialogó con Negocios y Pymes.

NyP-¿Cuándo y por qué causas nació este emprendimiento?
AP- Comenzó a proyectarse en mayo del 2010, abriendo sus puertas unos meses más tarde. Somos dos socias, mamás, que hace tiempo veníamos trabajando en el tema de forma independiente y decidimos aunar nuestro conocimiento para lograr una propuesta diferente a lo que el mercado venía ofreciendo. La idea de la marca es poner el foco en que cada producto sea diseñado en particular, para luego formar parte de un todo, logrando así la imagen final de nuestros espacios. Las premisas de nuestro trabajo son: diseñar con sutileza, con materiales nobles, con conciencia ecológica y brindar un servicio personalizado, ya que proyectamos especialmente para cada cliente.

-¿Por qué eligió el segmento de la decoración infantil?
Porque este segmento presenta un gran desafío desde lo proyectual, nos parece muy interesante trabajar en estos espacios multifuncionales. Dentro del hogar no hay espacios tan complejos como los que habitan los chicos, pensándolo desde el lugar de proyectistas.

-¿Cómo empezó en el rubro y llevó a la práctica la idea de tener una firma propia?
Desde nuestra casa en Palermo, estuvimos 6 meses trabajando, tipo laboratorio de ideas, diseñando tanto las líneas de muebles como cada accesorio que presentamos. Nos propusimos buscar a los mejores fabricantes para cada producto, así era como nos armábamos hojas de ruta para ir visitándolos a cada uno. También pautamos reuniones con diseñadores gráficos para la imagen de la marca y para el diseño Web. Todo esto fue tomando forma y, finalmente, abrimos las puertas de Mola al público.

-¿Cómo se fue consolidando y fue creciendo en este mercado a medida que pasaron los meses hasta el presente?
Ya antes de abrir contábamos con proyectos encargados por clientes conocidos de antes, que simplemente viendo nuestros planos y las muestras de materiales nos dieron su confianza y nos permitieron dar los primeros pasos con la marca. Luego, cuando abrimos, hicimos mailing por correo postal y por correo electrónico a todos los conocidos, y de a poco fueron viniendo a ver qué habíamos armado.
Nuestro showroom está montado en una casa típica del barrio de Palermo. Allí armamos habitaciones reales para dar más idea de escala de cómo pueden quedar los espacios en las casas de los clientes, combinando todos los productos entre si en cada espacio (muebles, textiles, carpetas, lámparas, etcétera). La idea es mostrar el proyecto completo para cada habitación, que finalmente es nuestro fuerte.

-¿Y cómo siguió esta aventura?
Poco a poco fuimos haciéndonos de una clientela muy necesitada de este servicio, ya que cuando se acercan y ven las habitaciones nos piden eso: que les proyectemos todo. Allí es cuando combinamos para ir a tomar medidas de la habitación o pautamos otro encuentro en el local, donde nos acercan las medidas ellos. Luego realizamos el proyecto y damos un presupuesto muy detallado, dando la posibilidad de hacerlo todo junto o en etapas. Desde que abrimos hasta la actualidad hicimos más de 50 proyectos, y otros tantos de producto suelto: carpetas, kit textil para bebés, acolchados para camas, lámparas y vinilos para las paredes.

-¿Cuántos y qué tipo de productos/servicios ofrece y en cuáles se especializa?
Contamos con 4 líneas completas de muebles que abarcan desde la cuna, la cama, el escritorio y los módulos de guardado. Desarrollamos una línea de muebles transformables que acompañan la primera infancia. Diseñamos también las carpetas y las telas, que mandamos en algunos casos a fabricar, y en otros a estampar de forma artesanal. Los vinilos son de diseño propio, ideados todos por nuestro diseñador gráfico Marcos Piaggio, los cuales son hechos a medida para cada cliente. Pero nuestro mayor peso está en el proyecto integral del espacio, partiendo por resolver con equipamiento las necesidades funcionales del espacio y luego pasar a lo decorativo.

-¿Cómo y por qué surgió la idea?
Somos amigas desde hace mucho tiempo. Nos conocimos en la facultad cursando una materia, trabajamos juntas también para otra firma y descubrimos que nos complementamos muy bien. Fernanda fue docente de Arquitectura Sustentable en la UBA, y actualmente participa en investigaciones para el CONICET, es mamá; y yo fui docente de la materia Diseño Arquitectónico de la UBA durante 3 años y también soy mamá. Dato que no es menor a la hora de dedicar nuestra tarea a resolver los espacios para chicos, ya que sirve mucho tenerlos en casa e ir estudiando cómo se desarrollan y cuáles son sus necesidades.
Juntas ideamos este proyecto, que es la mezcla perfecta de nuestras capacidades e inquietudes. Somos muy críticas de nuestro trabajo, lo cual nos permite crecer día a día. La marca está basada en la investigación constante de materiales que ofrece el mercado local, y está constantemente atenta a novedades en el ámbito del diseño a nivel internacional.

-¿Por medio de qué vías comercializa sus servicios?
Nos damos a conocer por medio de la Web, donde los clientes e interesados pueden contactarnos a través del formulario de consulta. Luego armamos nuestro perfil en Facebook, a través del cual nos consultan muy seguido, ya que es un medio muy masivo y de fácil acceso. Y luego el punto de encuentro es siempre desde nuestro espacio-local.

-¿Cuáles son las claves para permanecer en este rubro?
Nuestras herramientas son un muy buen servicio, desde el sondeo, la atención es fundamental. Un buen producto que se lo puede ver cuando se acercan al local, y por último, ser competitivo desde los costos. La post venta es tan importante como la venta, sabemos que la recomendación es nuestro principal objetivo, el que vamos cumpliendo a medida que vamos creciendo como empresa.

-¿Cómo difunde su emprendimiento para que la gente conozca lo que hacen?
Como mencioné anteriormente, a través de la Web y de Facebook, y hace unos meses incorporamos a nuestro equipo a dos encargadas de prensa. Hace poco hicimos una reinauguración del negocio, y la idea es posicionarlo en todos los medios para lograr que nos conozcan más.


A continuación la segunda parte de la nota:


NyP-¿A qué tipo de cliente apunta y qué necesidades observa que posee? ¿Qué le demanda?
AP-Nuestra mayor clientela son padres jóvenes que buscan encontrar en nosotros un proyecto que les brinde la posibilidad de tener todo el diseño de muebles y accesorios resueltos, sin tener que andar recorriendo otros lugares y que el resultado final sea coherente con el diseño de todos los espacios de la casa.

-¿Cómo es la competencia y cómo se diferencia para competir?
Nos diferenciamos desde la propuesta. No nos interesa competir de igual a igual con productos similares. Tratamos de ser muy diferentes y ofrecer proyectos bien pensados y diseñar para cada cliente. Esto nos demanda mucho trabajo pero es lo que más nos gusta hacer, por lo tanto lo disfrutamos mucho y creo que eso el cliente lo nota. Termina siendo el gran plus diferencial de la marca.

-¿Qué dificultades enfrentó en la consolidación del emprendimiento?
Hasta el momento no hubo muchas dificultades, por suerte. Lo que más nos costó fue dar con los proveedores, es un punto en el que tuvimos que caminar mucho.

-¿Cómo las superó?
Teniendo paciencia y tenacidad, sabiendo que teníamos que encontrar un proveedor que no sólo debía cumplir con nuestras expectativas desde lo productivo, sino también desde lo económico. Así fue como fuimos probando diferentes opciones hasta dar con los adecuados.

-¿Cómo se financia?
Sabemos que estamos en etapa de inversión, pero hace ya algunos meses que el negocio funciona bien. Podría decirse que estamos en el camino a la consolidación, y el resultado que va arrojando la experiencia nos da mucha esperanza y satisfacción.

-¿Qué aciertos tuvo como emprendedor?
Creo que ofrecemos al cliente una imagen nueva para las habitaciones de los chicos, más natural, delicada, con diseño y con buenos proyectos. Tenemos costos lógicos, y otro gran acierto es donde nos encontramos, ya que nuestra casa está en la zona de muebles de Palermo. Además, abrimos cuando no había otra propuesta para chicos en la zona.

-¿Qué equivocaciones cometió? ¿Cómo las corrigió?
No sé si es una equivocación, pero cuando tuvimos al proyecto listo para que pudiera abrir sus puertas, tal vez no era la mejor época a nivel mercado, ya que estábamos más próximos al verano, que no suele ser el mejor momento para iniciar un negocio de este tipo. Pero más allá de que se pudo dilatar el recupero de la inversión, creo que nos sirvió para ir de a poco y darnos tiempo para afianzar cada vez más nuestro trabajo.
A veces los tiempos personales no suelen ser los mismos que los del mercado, pero si uno prioriza poder combinar trabajo y vida personal de forma coherente sin poner en riesgo ninguna de las partes, el éxito -no importa cuando empiece- debe ser siempre cuando uno esté preparado para hacerlo.

-¿Cuáles son sus planes a futuro?
Seguir creciendo, sabemos cuáles son las posibilidades de crecimiento. Pero también sabemos que tenemos que crecer a medida que vamos adquiriendo fortaleza. Así que, por el momento, hacer lo que más nos gusta e ir descubriendo nuevos desafíos. Siempre está la idea de abarcar nuevos mercados y, a medida que se abran esas puertas, veremos cómo nos preparamos para eso.

-¿Qué consejos le daría a un emprendedor que recién está comenzando para que se equivoque lo menos posible?
Si al mismo tiempo que estamos emprendiendo un proyecto uno le suma que es mamá, y esa también es una tarea demandante de mucho tiempo, es cuando se refuerza la idea de que la única clave para que el emprendimiento sea fuerte es que uno lo proyecte con mucho placer, sabiendo que es un proyecto propio muy deseado.
También recomendaría mucha dedicación y saber hacer lo que a uno le gusta defendiéndolo frente a cualquier adversidad. Luego, profesionalismo y temple son pilares que, a mí entender, sirven para caminar a paso firme.-



Negocios y Pymes, 6 años acompañando tus ideas.-